Oso Plateado

oso plateado

El “Oso Plateado” u “Oso Gris Mexicano” era una subespecie de oso pardo que habitaba el norte de México y el sur de EUA, y a la que el ser humano extinguió por considerarlo una plaga mediante cacería y envenenamiento que acabó con la especie hacia el año 1964.


El Oso Plateado fue muy similar al famoso Oso Grizzli Norteamericano y aunque era ligeramente más pequeño que sus primos norteños, alcanzaba un peso que rondaba los 318 kg., cerca de 1 m al hombro y más de 1.8 m cuando se erguía sobre sus patas posteriores; todo esto lo convertía en uno de los animales terrestres más grandes de la República Mexicana.

Dentro de México vivía en zonas de pastizales y zonas montañosas pobladas de pinos en donde se alimentaba principalmente de plantas, frutas, insectos y ocasionalmente de animales pequeños y carroña. Su existencia que debió abarcar desde finales del último periodo glacial hace poco más de 10,000 años se vio trunca cuando el ser humano al extender sus actividades ganaderas a zonas silvestres y al perder algunas cabezas de ganado por causa de diversos depredadores, decidió exterminar al Lobo Mexicano y al Oso Plateado aún cuando al final de ese proceso, el gobierno federal le otorgó la condición de protegido frente a la caza, esta continuó hasta matar al último Oso Gris de México.

Texto: Sergio de la Rosa

Oso Grizzly

Parientes vivos más cercanos:

Oso Grizzly (Ursus arctos horribilis)


Probables avistamientos de osos plateados se han registrado en 1969 y 1983 en México pero a pesar de subsecuentes rastreos, no se encontró evidencia que compruebe la subsistencia de este animal.

Distribución.

Arroyo Cabrales, J., Polaco, O.J. Y Johnson, E. 2005. La Mastofauna del Cuaternario Tardío en México. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Bases de datos SNIB-CONABIO proyecto No. G012. México D.F.

Actualizado en: 12/08/2019 - 17:28hrs.