Maderable

Las especies maderables son aquellas plantas que producen tejido leñoso, y que, por sus características anatómicas, físicas o mecánicas son susceptibles de uso.

De acuerdo con el Inventario Nacional Forestal y de Suelos 2018, en México existen alrededor de 1.38 millones de kilómetros cuadrados de superficie forestal (bosques, selvas, zonas áridas y semiáridas, y otros ecosistemas), lo que representa el 70% de los 1.96 millones de kilómetros cuadrados del territorio nacional total. La superficie arbolada en su conjunto ocupa el 48% de esa superficie forestal, lo que equivale a 660 mil kilómetros cuadrados, que es en donde se concentra una alta biodiversidad y la presencia de la mayoría de las especies maderables1.

El ecosistema con la mayor cantidad de volumen maderable es el bosque nublado, también llamado bosque mesófilo de montaña, con 99 m3/ha. En orden de magnitud, los bosques templados y las selvas tropicales presentan volúmenes maderables de 87 y 82 m3/ha respectivamente. Para el resto de los ecosistemas con un componente leñoso significativo los volúmenes promedio fluctúan entre 62 y 0.3 m3/ha 2.

En México, las especies maderables que comúnmente han sido aprovechadas con fines comerciales, y que además son destinadas al comercio internacional, son los oyameles (Abies spp.), los pinos (Pinus spp.) y los encinos (Quercus spp.); también especies tropicales como el cedro rojo (Cedrela odorata), la caoba (Swietenia macrophylla) y la ceiba (Ceiba pentandra), las cuales además son consideradas como maderas preciosas por su alto valor comercial. También se utilizan especies catalogadas en alguna categoría de riesgo como el granadillo (Dalbergia granadillo), que por su coloración se usa para elaborar artesanías en el estado de Jalisco, e instrumentos musicales en Michoacán; asimismo el sahuaro (Carnegiea gigantea), es una cactácea utilizada en Sonora para construir paredes de viviendas rurales, muebles y artesanías. De entre todas las especies maderables, la caoba es la de mayor importancia económica en el mercado internacional. Entre 2009 y 2014, México exportó a 8 países, principalmente Estados Unidos, alrededor de 8,700 m3 de madera aserrada y 3,000 m3 de troncos de caoba3, 4, 5, 6.

Oyameles

Oyameles

Pinos

Pinos

Encinos

Encinos

Cedro rojo

Cedro rojo

Caoba

Caoba

Ceiba

Ceiba

Granadillo

Granadillo

Sahuaro

Sahuaro

La madera en general es aprovechada y comercializada, tanto a nivel nacional como internacional. En el ámbito internacional se destina sobre todo para proyectos industriales como la construcción a gran escala, fabricación de muebles y decoración de interiores. En contraste, a nivel nacional destaca el aprovechamiento forestal comunitario para diversos usos, como pueden ser la construcción o elaboración de herramientas de trabajo (cajas, canoas, carretas, ruedas, mangos), de utensilios domésticos (bastones, cucharas, escobas, jaulas, muebles), de elementos de la vivienda (techos, paredes, cercas, vigas, postes), de instrumentos musicales (guitarras, violines, jaranas), de artesanías y de instrumentos ceremoniales o rituales (bastones, cruces). Asimismo, en gran parte del país, la madera se utiliza como combustible (leña, carbón, ocote).

La selección de especies para las distintas formas de uso, está en función de factores ambientales como la diversidad y disponibilidad del recurso maderable; también de factores culturales, los cuales tienen que ver con los saberes, tradiciones y costumbres locales; así como de factores de interés utilitario como son las características o propiedades de la madera, por ejemplo, su dureza, densidad, durabilidad, flexibilidad, trabajabilidad, entre otras. La variedad de usos que se le puede dar a una sola especie también juega un papel importante, ya que generalmente las de uso múltiple son las más utilizadas.

A pesar de que México es uno de los países con una gran diversidad de especies maderables y de formas de aprovechamiento, existe poca información básica, accesible y confiable sobre las características, propiedades y usos más adecuados de las maderas nativas e importadas ofrecidas en el mercado maderero mexicano. Esta falta de conocimiento origina problemas como la sobreexplotación de ciertas especies y el desconocimiento de las formas de manejo de las mismas7.

La información general y técnica sobre las maderas regularmente se encuentra en publicaciones dispersas y de difícil acceso a los usuarios. Por tal motivo, la CONABIO está implementando el proyecto “Propiedades, características y usos de la madera de especies nativas e introducidas en México”, mediante el cual se compila, integra y sistematiza la información publicada sobre las propiedades y características de la corteza y madera, así como de los usos actuales, potenciales y no recomendados de maderas nativas e introducidas en México. Este proyecto ha logrado compilar la información de alrededor de 1,200 especies maderables, cifra que representa el 25% de la flora arbórea nacional (en México existen alrededor de 5,000 especies arbóreas8). De esta forma la CONABIO genera el conocimiento que favorece la toma de decisiones para la selección, manejo, aprovechamiento sustentable y conservación de las especies maderables, muchas de las cuales tienen una amplia cadena de valor que va desde su manejo, transformación y comercialización, hasta el consumidor final, por lo que es importante fortalecer los eslabones de esta cadena para beneficiar a los actores involucrados, hacer más eficientes los procesos, conservar la especie a largo plazo y mantener los servicios ambientales que proporcionan.

Referencias
  1. Comisión Nacional Forestal. 2018. Inventario Nacional Forestal y de Suelos. Informe de resultados 2009-2014. CONAFOR. México.
  2. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 2010. El bosque mesófilo de montaña en México: amenazas y oportunidades para su conservación y manejo sostenible. México.
  3. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 2019. Guía informativa para el manejo y aprovechamiento sustentable de caoba en el marco de las disposiciones de la CITES. CONABIO. México.
  4. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 2020. Sistema de Información de los Usos y Manejo de la Biodiversidad Mexicana. CONABIO. México.
  5. Comisión Nacional Forestal. 2009. Catálogo de recursos forestales maderables y no maderables. Árido, tropical y templado. CONAFOR. México.
  6. Comisión para la Cooperación Ambiental. 2017. Plan de acción de América del Norte para un comercio sustentable de especies maderables. CCA. Canadá.
  7. Silva, G. J. A. 2009. Fichas técnicas sobre características tecnológicas y usos de maderas comercializadas en México. Tomo II. CONAFOR. México.
  8. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 2020. Base de datos Nomenclátor de las especies arbóreas mexicanas. CONABIO. México.

Actualizado en: 04/05/2020 - 19:09hrs.