Tomates verdes

¿Por qué consumirlo?

  • Existen evidencias científicas para sostener a México como Centro de Diversidad y Origen de los tomates verdes. También son conocidos como tomates de cáscara, tomates de hoja, tomates de milpa, tomatillos o miltomates.
  • En México se ha consumido desde antes de la llegada de los españoles, y aún sigue vigente en las deliciosas salsas y platillos combinados con otros ingredientes como el chile y maíz, en enchiladas o en chilaquiles verdes.
  • Su fruto contiene compuestos químicos como las fisalinas con poder antimicrobiano y esteroides naturales como ixocarpalactona A (IxoA) con posibles beneficios a nuestra salud.
  • Contiene vitaminas y minerales como vitamina C y niacina, calcio y fósforo. El consumo del tomate verde puede contribuir aportando una parte de las cantidades necesarias diariamente, sin embargo, se debe complementar con el resto de nuestros alimentos de la dieta.

El fruto de los tomates verdes (Physalis philadelphica) es ampliamente utilizado en la cocina mexicana; también son conocidos como tomates de cáscara, tomates de hoja, o bien tomates de milpa, tomatillos o miltomates, si se trata de la variedad más pequeña que se cultiva en las milpas. Forman parte de la familia de las Solanáceas junto con el tabaco, el chile y la papa, y existen evidencias científicas para sostener a México como el Centro de Diversidad y Origen del tomate.

Los tomates verdes han sido ampliamente cultivados y consumidos en Mesoamérica desde antes de la llegada de los españoles, y se utilizaba aún más que el jitomate en la culinaria. En la actualidad sigue vigente en la dieta mexicana, principalmente en la gran diversidad de salsas y platillos preparados en conjunto con otros cultivos emblemáticos de México como el chile o incluso el maíz, como por ejemplo las enchiladas o los chilaquiles verdes. El gran sabor de la mayoría de las salsas, no sería posible sin los tomates verdes, los cuales permite atenuar la pungencia o sabor picante del chile.

En la medicina tradicional los frutos de los tomates han sido utilizados para aliviar la fiebre, tos y la amigdalitis, sus hojas se han utilizado como remedio para desordenes gastrointestinales y la membrana o cáscara que cubre el fruto (llamada cáliz) se utiliza en infusión para problemas como la diabetes o bajar los niveles de presión sanguínea. Aún falta un mayor conocimiento e investigación de los compuestos químicos y bioactivos presentes en el tomate verde, sin embargo, se sabe que tanto el fruto como las hojas de las especies de Physalis contienen fisalinas las cuales han probado tener efectos antimicrobianos, y también contienen whitanolides los cuales son esteroides naturales. En el caso de los tomates se han encontrado cuatro diferentes whitanolides, el fruto de los tomatillos verdes contienen el llamado ixocarpalactona A (IxoA) el cual ha sido aislado y estudiado en el laboratorio por su posible efecto quimioprotector contra el cáncer de colón.

Otras de las ventajas de consumirlos, es que puede proporcionarnos una parte de las vitaminas importantes para nuestra salud y bienestar como vitamina C y niacina, además   de minerales como calcio y fósforo. Si bien los tomates verdes no son una fuente de alto contenido de estos nutrimentos, podemos combinarlos e incluir mayor diversidad de alimentos y sabores en nuestra dieta con la finalidad de consumir las cantidades diarias recomendadas.

Bibliografía
  • Alavez-Gómez, V., L.O. Jardón-Barbolla, L. Moyers, D. Ortega, A.L. Wegier, D. Piñeroy M. Martínez. 2009. Recopilación de información acerca de la evolución del género Physalis en México y del origen y diversidad de Physalis philadelphica Lam. (tomate verde), informe final. Instituto de Ecología, UNAM y Universidad Autónoma de Querétaro. Dentro del Proyecto “Generación y recopilación de información de las especies de las que México es centro de origen y diversidad genética”, financiado por la Dirección General del Sector Primario y Recursos Naturales Renovables (DGSPRNR), perteneciente a la SEMARNAT y coordinado por la CONABIO. CONABIO. México D.F. Disponible en: https://www.conabio.gob.mx/genes/centrosOrigen/Physalis/Informe_Final/Informe%20final%20Physalis.pdf
  • Choi, Juliana & Murillo, Genoveva & Su, Bao-Ning & Pezzuto, John & Kinghorn, A & Mehta, Rajendra. 2007. Ixocarpalactone A isolated from the Mexican tomatillo shows potent antiproliferative and apoptotic activity in colon cancer cells. The FEBS journal. 273. 5714-23. 10.1111/j.1742-4658.2006.05560.x.
  • Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. 2016. Tablas de composición de alimentos y productos alimenticios mexicanos (Versión condensada 2015). Disponible en: http://www.innsz.mx/2017/Tablas/index.html
  • Ortiz de Montellano, B. 2003. Medicina, salud y nutrición aztecas (Quinta edición ed.). Buenos Aires, Argentina: Siglo Veintiuno Editores.
  • Valdivia, L., F. Rodríguez Zaragoza, J. González, and O. Vargas-Ponce, Ofelia. 2016. Phenology, agronomic and nutritional potential of three wild husk tomato species (Physalis, Solanaceae) from Mexico. Scientia Horticulturae. 200. 83-94. 10.1016/j.scienta.2016.01.005.
  • Zamora-Tavares, P., O. Vargas-Ponce, J, Sánchez-Martínez, and D. Cabrera-Toledo. 2015. Diversity and genetic structure of the husk tomato (Physalis philadelphica Lam.) in Western Mexico. Genetic resources and crop evolution, 62, 141-153. doi: 10.1007/s10722-014-0163-9

Actualizado en: 28/04/2020 - 20:33hrs.