Hongos y líquenes medicinales

Desde la antigüedad los hongos, al igual que las plantas y animales, han sido utilizados con fines medicinales. En la actualidad, los hongos y líquenes son empleados en la terapéutica tradicional mexicana. Existe el registro de 350 especies de hongos para la atención de 150 padecimientos y se han reportado 150 especies de líquenes con algún uso medicinal. Por ejemplo, el cuitlacoche (Ustilago maydis) es uno de los hongos más importantes de la medicina tradicional, ya que se emplea en alrededor de 60 afecciones en distintos pueblos originarios y mestizos, principalmente del centro y sur de nuestro país, uno de sus múltiples usos medicinales, es cuando está fresco y se usa para aliviar cólicos, diarrea, indigestión, resaca, inflamación y dolor estomacal, entre otros. Con respecto a los líquenes en Tenejapa, Chiapas se ha registrado el uso medicinal del tsonté (tzeltal) o cáscara de roble (Punctelia perreticulata) para afecciones de la piel, debido a que es astringente se destina a heridas sangrantes, colocándolo sobre la lesión con la parte negra hacia la piel, a modo de parche1,2.

Cuitlacoche | Cáscara de roble

El conocimiento que se tiene hasta el momento del uso medicinal de los líquenes y hongos es basado en estudios de regiones nahuas, mayas y otomíes asociadas a bosques templados del centro y sur de México. Aún desconocemos su uso medicinal en zonas tropicales y áridas2.

Referencias
  1. Bautista-González, J.A. 2013. Conocimiento tradicional de hongos medicinales en seis localidades diferentes del país. Tesis de licenciatura, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 158 pp.

  2. Bautista-González, J.A. y M.A. Herrera-Campos. 2019. Hongos y líquenes en la medicina tradicional mexicana. Arqueología mexicana. 87(edición especial): 62-65.

Actualizado en: 03/04/2020 - 03:37hrs.