Alfredo Barrera Marín



Referencias

Alfredo Barrera Marín

1926 - 1980

Nací en Yucatán en 1926. Mi padre fue Alfredo Barrera Vázquez (1900-1980) y mi madre Gloria Marín. El nació en Maxcanú, un poblado maya al oeste de Mérida y desde pequeño aprendió ola lengua maya. Su interés en la cultura maya precolombina hizo que yo también me interesara en ella. Promovió con mucho entusiasmo la literatura en lengua maya y yo aprendí ese bello idioma.

En la Ciudad de México estudié la licenciatura en 1952, y el doctorado en 1965, ambos en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Me convertí en investigador y profesor en el Poli, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en el extinto Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos (INIREB) en Jalapa, Veracruz.

Me casé con Isabel Bassols Batalla, hija de Narciso Bassols García, quien fue Secretario de Educación Pública y de Clementina Batalla Torres, primera abogada de México. Isabel también era bióloga y tuvimos a Marco (museólogo e historiador) Jacinto (historiador), Dalia (economista y socióloga) y Narciso (antropólogo y geógrafo).

Publiqué más de 100 trabajos de investigación, entre los cuales muchos trataban sobre los mosquitos y su control, las pulgas de México, así como de otros temas entomológicos. Aunque me encantaban los insectos, también me interesé en la etnobiología, en particular en la etnobotánica maya, y dediqué gran parte de mi vida al estudio y rescate del conocimiento de los mayas sobre el entorno natural de la península de Yucatán .

Fundé y dirigí la revista Acta Zoológica Mexicana, hasta la fecha activa. Publiqué con otros autores los libros Biología: unidad del mundo vivo y Biología: diversidad y continuidad del mundo vivo.

Aparte de la investigación y la enseñanza, también tuve varios cargos administrativos y académicos, entre los que destacan: director del Museo de Historia Natural de la Ciudad de México; presidente de la Sociedad Mexicana de Historia Natural" (1864-1965) y de la Academia de la Investigación Científica (ya extinta).

Me despedí en 1980 en el mismo estado donde nací. El Colegio de la Frontera Sur me dedicó su Jardín Botánico que se encuentra en Puerto Morelos, Quintana Roo y el Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental le dió mi nombre a la Colección Nacional de Insectos.

Mis favoritos

Mis lugares

Mis ideas