English | Español

Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad
Loading



Inicio - Usos - Maíces - Razas de maíz de México
             
                     
               

Harinoso de Ocho

Se caracteriza por sus mazorcas alargadas, en forma de puro, con bajo número de hileras y grano grande y harinoso (Fig. 45) (Wellhausen et al.  1951).


Figura 45. Muestras de mazorcas de la raza Harinoso de Ocho
(Foto: Víctor Antonio Vidal Martínez).

Raza muy poco representada, en la década de 1940 se colectó en el Valle del Yaqui y Ures, Sonora, y en el norte de Nayarit; recientemente se reportó sólo una colecta en Tecuala, Nayarit (Fig. 46) (Vidal et al.  2010, Wellhausen et al.  1951). Se puede encontrar en formas derivadas o como componente de maíces harinosos del occidente y noroeste del país, principalmente en la raza Blando, en los estados de Sonora, Sinaloa y Nayarit (Hernández 2011 com. pers.).

Sus usos son varios: tortilla, atoles, en sopas y pozole y algunas de sus formas derivadas, por su calidad de harina, para la elaboración de “coricos” (galletas). Estos usos son los que contribuyen a que se mantenga su cultivo (Hernández 1985, CONABIO 2010). Se ha recomendado emprender exploraciones y colectas específicas a esta raza (Hernández 2011 com pers.), asimismo amerita  un estudio más profundo por su papel en la formación de razas de México (Ortega-Paczka 2011).

Se considera una raza antigua de México que junto con Chapalote influyó en la formación y diferenciación de razas de maíz del occidente y noreste de México y el suroeste de los Estados Unidos (Hernández X. 1985, Hernández y Alanís 1970, Wellhausen et al.  1951).

 

Distribución


Figura 46. Distribución conocida de la raza Harinoso de Ocho. (pdf) (JPG)