English | Español

Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad
Loading

Inicio - Usos - alimentos - chía


Chía


Chía (Salvia hispanica)


La chía (Salvia hispanica) pertenece a la familia Lamiaceae, ampliamente distribuida. Algunas de 7,900 especies se obtienen aceites y esencias aromáticas. Varias de ellas son utilizadas en la cocina, como el orégano, la albahaca, la menta, el tomillo y la hierbabuena.

En México viven más de 700 especies de la familia, de las cuales más de la mitad pertenecen al género Salvia. La chía es originaria del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua. Constituyó, junto con el maíz, el frijol y el amaranto, la dieta básica de las culturas mesoamericanas. Los tecuexes, un grupo chichimeca del municipio actual de Guadalajara y alrededores, la tributaban a los mexicas. Por iniciativa de los conquistadores, los otomíes y tlaxcaltecas la cultivaron para emplearla como alimento. Además, la extracción de su aceite fue la base del colorante utilizado para la pintura corporal y para ciertas decoraciones. Actualmente se le cultiva en zonas tropicales y subtropicales de toda América.

La planta de chía es una hierba que crece en suelos ligeros o medios con buen drenaje, sin demasiada humedad y con abundante sol. Es de renovación anual. Puede llegar al metro de altura. Sus hojas tienen de 4 a 8 cm de largo y de 3 a 5 cm de ancho. Sus flores crecen en verano y son de color morado claro con tonos blancos en algunas zonas. Al finalizar la floración crece un fruto cuyas pequeñas semillas (1.5 a 2 mm de largo) de color café claro son ricas en mucílago, fécula y aceite.

En México las semillas de la chía se utilizan principalmente para acompañar bebidas refrescantes, como la clásica agua de limón con chía. Además de que de ellas se extrae su aceite, también se muelen para producir una harina rica en proteínas que se usa en panes y galletas. Asimismo, debido a su auge como gran productor de omega 3, se emplea como suplemento alimenticio. Aunque menos común, los brotes tiernos de la planta de chía se consumen como verdura cruda o cocida. A pesar de todas sus propiedades, se debe tomar con precaución, puesto que puede bajar en exceso el azúcar de la sangre, la presión arterial y causar diarrea.            

Agroindustrialmente, la chía es relevante porque el aceite y la harina que proporcionan sus semillas son comercializados a gran escala, además de que son útiles para alimentar animales y mejorar la calidad de la carne. Actualmente en México el principal productor de chía es Atatic en Jalisco, que exporta cantidades cada vez mayores a EUA, Japón y Europa.

Fuentes

Subir