Loading

Hitos ambientales

1972

Conferencia de Estocolmo

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano se desarrolló del 5 al 16 de junio de 1972, en Estocolmo, Suecia. Como resultado de la Conferencia se publicó la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano que proporciona 26 principios comunes para preservar y mejorar el medio humano.

1982

Carta mundial de la naturaleza

En la Asamblea general de las Naciones Unidas del 28 de octubre de 1982 se adoptó la Carta Mundial de la Naturaleza que incluye cuatro principios generales:

  • Respetar a la naturaleza sin perturbar sus procesos esenciales.

  • Garantizar la supervivencia y viabilidad de todas las especies de la Tierra y de sus hábitats.

  • Proteger especialmente a las especies de carácter singular, a los hábitats de las especies en peligro y a ejemplos representativos de todos los tipos de ecosistemas.

  • Mantener la productividad de ecosistemas y organismos utilizados por el ser humano sin poner en peligro su integridad o la de otros ecosistemas y especies con  los que coexistan.

  • Proteger a la naturaleza de la destrucción causada por las guerra y otros actos hostiles.

1983

La Comisión Brundtland

La Comisión Mundial sobre Ambiente y Desarrollo, dirigida por la ex primer ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland (1939 - ) se creó para hablar del el deterioro acelerado del ambiente humano y de los recursos naturales y sus consecuencias para el desarrollo social y económico. Su reporte “Nuestro futuro común” se publicó en 1987, promoviendo ampliamente el uso del concepto de “desarrollo sustentable”.

1992

Cumbre de la Tierra

Del 3 al 14 de junio de 1992 se celebró en Río de Janeiro, Brasil, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo conocida también como Cumbre de la Tierra. En esta reunión la comunidad internacional acordó adoptar un enfoque de desarrollo en el que se protegiera el medio ambiente al mismo tiempo que se asegurara el desarrollo económico y social. La aceptación del concepto de desarrollo sostenible se estableció a través de la aprobación de dos documentos:

  • Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo, conocida también como Declaración de Río, tuvo por objetivo establecer una guía de apoyo para el logro del desarrollo sostenible.

  • Agenda 21, es un plan de acción en el que se establecieron metas ambientales y de desarrollo, que significa un consenso político a escala global para el logro del desarrollo sostenible.

Asimismo, se aprobó una declaración no vinculante sobre los principios de ordenación, conservación y desarrollo sostenible de los bosques, en el que se analizan diversos temas sobre el desarrollo sostenible de los bosques tales como, cooperación internacional para el logro del desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza.

Por otra parte, de la Cumbre de la Tierra se derivaron tres instrumentos internacionales de gran importancia en materia ambiental.

Más información sobre la Cumbre de la Tierra

2000

Carta de la Tierra

Es una declaración de principios fundamentales para construir una sociedad global justa, sustentable y pacífica para el siglo XXI. Ha sido promovida y aceptada por las Naciones Unidas y respaldada por miles de organizaciones civiles.  Fue lanzada en junio de 2000 en la Haya, Países Bajos.

Compromisos:

I. Respeto y cuidado de la comunidad de la vida

  • Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad.

  • Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.

  • Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas, sostenibles y pacíficas.

  • Asegurar que la riqueza y la belleza de la tierra se preserven para las generaciones presentes y futuras.

Para realizar estos 4 compromisos es necesario:

II. Integridad ecológica

  • Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra, con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que sustentan la vida.

  • Prevenir el daño como el mejor método de protección ambiental y cuando el conocimiento sea limitado, proceder con precaución.

  • Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar comunitario.

  • Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido.

III. Justicia social y económica

  • Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental.

  • Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel, promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.

  • Afirmar la igualdad y equidad de género como prerrequisitos para el desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, el cuidado de la salud y la oportunidad económica.

  • Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.

IV. Democracia, no violencia y paz

  • Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia.

  • Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible.

  • Tratar a todos los seres vivientes con respeto y consideración.

  • Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

Objetivos del milenio (ONU). En 2000 se aprobó la Declaración del Milenio en la Organización de las Naciones Unidas con ocho objetivos para ser alcanzados en 2015.

  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre

  • Educación universal

  • Igualdad entre los géneros

  • Reducir la mortalidad de los niños

  • Mejorar la salud materna

  • Combatir el VIH/SIDA

  • Sostenibilidad del medio ambiente

  • Fomentar una asociación mundial

2002

Conferencia de Johannesburgo

A diez años de haberse celebrado la Cumbre de la Tierra en 1992 en la cual se adoptaron la Agenda 21 y la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, se realizó en Johannesburgo, Sudáfrica, del 26 de agosto al 4 de septiembre la Conferencia de Johannesburgo que tuvo por objeto renovar el compromiso político manifestado en la Cumbre de la Tierra  de 1992 en pro del desarrollo sostenible.

Las discusiones en la reunión se enfocaron en la manera en la cual se podría asegurar el desarrollo sostenible, por lo que se abordaron diversos temas como  la erradicación de la pobreza, desarrollo social y económico, desertificación, agua, energía, salud, biodiversidad, empleo, educación, entre otros.

Los resultados de la Cumbre de Johannesburgo quedaron plasmados principalmente en dos documentos: Declaración de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible y el Plan de Aplicación de las Decisiones de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible. Estos documentos se adoptaron con el objetivo de complementar los logros conseguidos desde la Cumbre de la Tierra mediante la implementación de acciones concretas en tiempos delimitados.

Más información sobre:

La Cumbre de Johannesburgo

Propuestas de la Cumbre de Johannesburgo

1998 - 2005

Evaluación de los ecosistemas del milenio

Esta evaluación internacional se inició en 1998 y culminó en 2005. La evaluación analiza las consecuencias de los cambios en los ecosistemas para el bienestar humano y las opciones para responder a los cambios.

Conclusiones de la evaluación:

  • Todas las personas del mundo dependen de la naturaleza y de los servicios de los ecosistemas para poder llevar una vida decorosa, saludable y segura.

  • En las últimas décadas, los seres humanos han introducidocambios sin precedentes en los ecosistemas con el fin de satisfacer las crecientes demandas de alimento, agua, fibra y energía.

  • Estos cambios han ayudado a mejorar la vida de miles de millones de personas, pero al mismo tiempo han debilitado la capacidad de la naturaleza para brindar otros servicios clave, tales como la purificación del aire y del agua, la protección contra los desastres y la provisión de medicinas

  • Entre los problemas más destacados identificados por esta evaluación figuran: la situación extrema en que se encuentran muchas de las poblaciones de peces del mundo; la grave vulnerabilidad de los dos mil millones de personas que viven en las regiones secas frente a la pérdida de los servicios de los ecosistemas, incluido el suministro de agua; y las crecientes amenazas para los ecosistemas provenientes del cambio climático y de la contaminación con nutrientes.

  • Las actividades humanas han llevado al planeta al borde de un episodio masivo de extinción de especies, amenazando aún más nuestro propio bienestar.

  • La pérdida de los servicios derivados de los ecosistemas constituye una barrera importante para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir la pobreza, el hambre y las enfermedades.

  • Las presiones globales sobre los ecosistemas van a aumentar en las próximas décadas, salvo que cambien las actitudes y acciones humanas.

  • Es más probable que las medidas destinadas a conservar los recursos naturales tengan éxito si se otorga a las comunidades locales la propiedad de los mismos, y si ellas participan en el reparto de beneficios y están involucradas en las decisiones.

  • Con la tecnología y el conocimiento disponibles ya se puede reducir considerablemente el impacto de los seres humanos sobre los ecosistemas. Pero es improbable que aquellos se utilicen plenamente mientras se perciba a los servicios de los ecosistemas como gratuitos e ilimitados, y su valor total no sea tomado en consideración.

  • Para una mejor protección del capital natural se requerirán esfuerzos coordinados entre todos los sectores de los gobiernos, las empresas y las instituciones internacionales. La productividad de los ecosistemas depende de las políticas que se apliquen, incluidas las relativas a inversiones, comercio, subsidios, impuestos y regulación.

2012

Río+20

A veinte años de la celebración de la Cumbre de la Tierra en 1992, mediante la cual se reconoció que la interacción entre la protección del medio ambiente, el desarrollo social y el desarrollo económico era necesaria para alcanzar el desarrollo sostenible; del 20 al 22 de junio de 2012 tuvo lugar en Río de Janeiro, Brasil, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, también denominada Río+20 a fin de poner a discusión los avances que se han alcanzado en busca de un desarrollo sostenible de las naciones.

Las discusiones de Río+20 se centraron en dos temas principales: la construcción de una economía verde para lograr el desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza, así como la manera en que se puede mejorar la coordinación internacional para el desarrollo sostenible.

El documento final aprobado en esta reunión fue “El futuro que queremos” mediante la cual los países se comprometieron a seguir trabajando en pro del desarrollo sostenible y promoción de un futuro económico, social y ambientalmente sostenible para el planeta y para las generaciones presentes y futuras.

Mayor información sobre Río+20

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Uno de los resultados relevantes  derivados de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible o Río+20 fue la decisión adoptada para emprender la formulación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el fin de continuar con los esfuerzos realizados a escala global para el logro del desarrollo sostenible a través de medidas concretas en sectores específicos.

Los ODS  serán una parte integral en la agenda internacional de desarrollo posterior al año 2015, como complemento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos en el año 2000 las cuales establecen metas para ser alcanzadas en el 2015.

2016

El primero de enero de 2016 entró en vigor la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible para los próximos 15 años. La agenda incluye 17 objetivos: