English | Español
Loading

Lombrices y gusanos marinos
Catálogo
Referencias
Galería
Animales
 
 
Imprimir (pdf)
 

Inicio - Especies - Conceptos - La gran familia | Animales | Lombrices y gusanos marinos


Las lombrices de tierra y los gusanos marinos, así como las sanguijuelas (Phylum: Annelida) son animales de cuerpo redondo y segmentado, esto quiere decir que sus partes tanto externas como internas se repiten a lo largo del cuerpo. De hecho, su nombre científico, proveniente del latín anellus, que significa “anillado”, hace referencia a esta característica. En cada segmento se repiten los órganos del sistema excretor, locomotor y circulatorio, mientras que las estructuras de los sistemas nervioso, digestivo y muscular mantienen unido al gusano. Las únicas partes que no se repiten son la cabeza y la región terminal del cuerpo, donde se encuentra el ano. Otra característica distintiva de estos animales es la presencia de pequeñas espinas en la superficie del cuerpo llamadas “quetas”.

Algunas especies son muy pequeñas y viven entre los granos de tierra o arena, mientras que otras miden más de 3 m de longitud, como el gusano tubícula gigante (Riftia pachyptila), que vive a grandes profundidades del océano y la lombriz gigante (Megascolides australis) de Australia.

Actualmente no está bien establecida su clasificación, pero algunos autores los separan en tres grupos (Clases): los gusanos de arena, gusanos de tubo y nereidos (Clase: Polychaeta); las lombrices de tierra y agua dulce (Clase: Oligochaeta) y las sanguijuelas (Clase: Hirudinea) (Klemm, 1982; Puranik, 2007).

Existen cerca de 17, 000 especies descritas de las cuales 1, 393 se encuentran en México, pero se estima que hay muchas más por descubrir (Brusca, 2005; CONABIO, 2008).

Siguiente
 
m_img
Especies
m_img
m_img
Planeta