English | Español


Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad

Loading
Moscas
Referencias
Galería
 
Moscas
 
Animales
 
 

Inicio - Especies - Conceptos - La gran familia - Animales - Insectos - Moscas


moscas

¿Qué son?
Las moscas, mosquitos, zancudos y jejenes (Orden: Diptera) son un grupo de insectos de tamaño relativamente pequeño y muy rico en especies. Su nombre científico deriva del griego dis, que significa dos, y pteron alas, es decir “dos alas”. Se dividen en dos grupos (subórdenes): tipúlidos y mosquitos de antenas largas (Nematocera, nema, hilo, cera, cuerno), y tábanos y otras especies con antenas cortas (Brachycera, de brachy, corto, cera cuerno).


¿Cuántas son?
Existen aproximadamente 150,000 especies descritas
a nivel mundial (Groombridge 1992, Thompson 2005).
A la fecha, se ha estimado que este grupo pudiera estar representado por alrededor de 30,000 especies en México (Morón y Valenzuela, 1993), estimación obtenida indirectamente a partir del número de especies que se cree existen a nivel mundial y considerando que México posee aproximadamente el 10% de la biodiversidad mundial.

¿Cómo son?
Son generalmente de tamaño pequeño, van desde un milímetro de largo hasta pocos centímetros aunque algunas moscas pueden alcanzar los siete centímetros.
Su cuerpo se encuentra dividido, como en todos los insectos, en cabeza, tórax
y abdomen. La cabeza es grande y móvil. En ésta se encuentran las antenas; los ojos compuestos, que suelen ocupar gran parte de la cabeza, y el aparato bucal,
el cual está adaptado para succionar líquidos. Del tórax salen un par de alas membranosas que utilizan para volar y un par de alas modificadas, llamadas “halterios” o “balancines”, que les sirven para el equilibrio durante el vuelo.
El abdomen es algo pronunciado y tiene en su extremo los órganos sexuales.

Durante su ciclo de vida, los miembros de este grupo atraviesan por varias etapas. En este proceso conocido como “metamorfosis” pasan de huevo a larva, después a pupa y finalmente a adultos (imago), etapa en la cual adquieren las características con las que los reconocemos.

moscas

¿Dónde viven?
Viven en un sinnúmero de hábitats terrestres y de agua dulce, aunque son más diversos en los trópicos que hacia los polos. Las larvas viven generalmente en microambientes húmedos. Muchas especies son acuáticas y se les puede encontrar en pozas, ríos, lagos, lagunas, charcos o cualquier cuerpo de agua sea limpio o contaminado. Otras viven en el suelo, arena, humus, limo, troncos de árboles, entre raíces de las plantas o nidos de vertebrados.

Los adultos son libres voladores y es común encontrarlos cerca de sus fuentes de alimento, ya sea entre la vegetación, materia en descomposición o sobrevolando los animales de los cuales succionan sangre u otros fluidos.

¿Cómo viven?
Las moscas y mosquitos son elementos esenciales en las cadenas tróficas de los ecosistemas dada la diversidad de sus hábitos alimentarios y por ser fuente de alimento de muchas otras especies. Algunos se alimentan de materia orgánica en descomposición (detritívoros) ayudando así a su redistribución en el ambiente. Otros comen la parte interna de las plantas (minadores), por lo que contribuyen a mantener sus poblaciones controladas, aunque también pueden convertirse en plagas agrícolas. Algunos son depredadores de otros insectos o animales pequeños y otros más son hematófagos, es decir, se alimentan de la sangre de animales y humanos.

Las especies con este último hábito son de mucho interés desde el punto de vista veterinario y en la salud humana porque son importantes transmisoras de enfermedades. Por ejemplo, en las zonas tropicales los mosquitos Anopheles y Aedes son transmisores de las enfermedades humanas malaria y dengue, respectivamente, mientras que la mosca tse-tsé (Glossina) es transmisora de la “enfermedad africana del sueño”. Algunas especies como los “tábanos” son plagas importantes del ganado vacuno y equino, provocándoles numerosas enfermedades, como el gusano barrenador del ganado (Cochliomya hominivorax).

moscas
¿Cómo los usamos?
Son de gran importancia en la agricultura
y en el ámbito de la salud humana, puesto que algunas especies son plagas de cultivos
y otras son transmisoras de graves enfermedades. En varios lugares de México
se consumen las larvas de estos insectos, conocidos como “gusanos planos” y “gusanos del queso".


La ciencia ha usado desde hace décadas la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster), como organismo modelo de experimentación en el estudio de la genética, así como de diversos procesos esenciales de la biología, tales como la formación del embrión, el desarrollo y funciones de los órganos de los sentidos y del sistema nervioso.

Algunas especies se usan como agentes de control biológico de plagas de plantas no deseadas en los cultivos.

¿Cómo puedes ayudar?
Trata de mantener limpios los espacios en los que te desenvuelves, así evitarás que se junten y reproduzcan moscas y mosquitos que pueden se potenciales transmisores de enfermedades.

Subir


 
m_img
Especies
m_img
m_img
Planeta