English | Español


Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad

Loading
Bacterias
Referencias
 
Bacterias
 
Gran familia
 
 
Imprimir (pdf)
 

Inicio - Especies - Conceptos - La gran familia - Bacterias



Las bacterias son organismos unicelulares procariontes, esto quiere decir que están formados por una sola célula carente de núcleo. Su ácido desoxirribonucleico (ADN) se encuentra libre en el citoplasma y no tienen organelos, como las mitocondrias, cloroplastos o aparato de Golgi. A pesar de su sencilla organización celular, cuentan con una pared celular (capa de polisacáridos) que envuelve la célula proporcionándole rigidez y protección. Son tan pequeñas que es imposible verlas a simple vista, solamente cuando llegan a agruparse formando colonias es cuando las podemos reconocer.


Imagen: Escherichia coli,
aumentada 25.000 veces. Wikipedia


Además de contar con una pared celular, cuando las condiciones ambientales se tornan hostiles muchas bacterias forman en su interior estructuras de protección llamadas endosporas, las cuales contienen el material genético y las sustancias necesarias para poder sobrevivir. Algunas son tan resistentes que permiten a la bacteria sobrevivir a altas temperaturas e incluso a largos periodos de tiempo.

Se reproducen asexualmente por medio de una forma de división celular denominada fisión binaria, que produce copias genéticamente idénticas a la célula original. En condiciones ideales, algunas bacterias se duplican en cuestión de minutos por lo que podrían en principio, dar origen a una población de millones de bacterias en poco tiempo.

Son prácticamente omnipresentes ya que habitan casi todos los hábitats de la Tierra, los científicos las consideran como los seres más numerosos del planeta. Una de las razones por las cuales son tan exitosas es porque pueden utilizar una amplia variedad de fuentes de alimento. Algunas bacterias llevan a cabo la fotosíntesis, proceso mediante el cual utilizan la energía lumínica y el dióxido de carbono para sintetizar su alimento (autótrofas), algo parecido a lo que realizan las plantas. Otras obtienen su energía de moléculas inorgánicas como azufre, amoniaco o nitritos (quimiolitótrofas) y algunas más se alimentan de la materia orgánica en descomposición (quimioorganótrofas).

Las bacterias desempeñan funciones que son importantes para otras formas de vida. Muchas son endosimbiontes, esto quiere decir que viven dentro de otros organismos o en estrecha asociación con ellos. Por ejemplo, existen bacterias que habitan en el tracto digestivo de los animales, incluyendo el ser humano, y les ayudan a procesar los nutrimentos que por sí solos serían incapaces de digerir.

A pesar de las ventajas que obtenemos de las bacterias, principalmente en la obtención de alimentos, medicamentos e inclusive en la industria, muchas son causante de enfermedades, algunas con importantes repercusiones en la historia humana. Por ejemplo, la “peste bubónica” en la cual murieron 100 millones de personas en Europa en el siglo XIV, fue causada por una bacteria.

Imagen: Micrografía electrónica con colores realzados que muestra a la especie Salmonella typhimurium (células rojas) invadiendo células humanas en cultivo. (Wikipedia)


Subir


 
m_img
Especies
m_img
m_img
Planeta