English | Español


Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad

Loading
Arqueas
Referencias
 
Logo-small-white
Arqueas
 
Gran familia
 
 
Imprimir (pdf)
 

Inicio - Especies - Conceptos - La gran familia - Arqueas



Las arqueas (Dominio: Archaea) son organismos unicelulares carentes de núcleo (procariontes). Son muy parecidas a las bacterias pero por sus características tan particulares, a partir de la década de los 70’s se consideraron como una forma de vida más en la Tierra, distinta a la de las bacterias (Dominio: Bacteria) o a la del resto de seres vivos que conocemos como las plantas, animales, hongos y protozoarios (Dominio: Eukarya).

Son organismos microscópicos, sus células están envueltas con una cubierta (pared celular) hecha de diversos materiales que les confieren alta resistencia contra los antibióticos u otras sustancias dañinas. Su alimentación (quimiótrofos) también es muy distinta puesto que aprovechan compuestos inorgánicos como el hidrógeno, dióxido de carbono, alcoholes, azufre, fierro, entre otros, para alimentarse.

Aunque son comunes en los ambientes terrestres y marinos, algunas tienen hábitos de vida tan peculiares que se han ganado el adjetivo “extremófilas", debido a que están adaptadas a vivir en lugares donde las condiciones ambientales son extremas: altas o bajas temperaturas; elevadas concentraciones de sal o bajos pH, donde prácticamente sería imposible la sobrevivencia de cualquier otro ser vivo.

Por ejemplo, las arqueas termófilas (afines al calor) son capaces de crecer a elevadas temperaturas, desde 80 a 100 °C, como las que se encuentran en los manantiales termales y géiseres, hasta los 400 °C que se registran en las chimeneas hidrotermales del fondo marino.

Las halófilas (afines a la sal) por su parte, gustan de vivir en lugares con altas concentraciones de sal. Los depósitos donde se extrae la sal, lagos salados naturales y superficies de pescados y carnes en salazón, presentan las condiciones ideales para que se reproduzcan estos microorganismos. El Gran Lago Salado en Estados Unidos y los Lagos de Wadi Natrun en Egipto, tienen diez veces más sal que el agua marina y son habitados predominantemente por arqueas.

Debido a sus características tienen un gran potencial biotecnológico. Por ejemplo, algunas arqueas se están utilizando para producir bioplásticos, los cuales se degradan más rápidamente en el ambiente y no contaminan. Otras generan metano como parte de su metabolismo (conjunto de reacciones bioquímicas de la célula), de hecho, ya existen plantas urbanas e industriales de tratamiento de desechos que utilizan este metano como una fuente de energía. También han sido empleadas en la ciencia como modelos para la búsqueda de vida fuera del planeta Tierra (astrobiología).


Subir


 
m_img
Especies
m_img
m_img
Planeta